presupuesto de proyecto de realidad virtual en arquitectura

Realidad virtual en arquitectura: Presupuesto de un proyecto

Presupuestar un proyecto de realidad virtual en arquitectura, como cualquier otro presupuesto al fin y al cabo, depende de unos factores concretos y unas posibles variables.

Todo presupuesto comienza una vez recibido un briefing o informe detallado para abarcar desde el principio las dimensiones del proyecto. Entregar una documentación detallada a tu estudio de visualización arquitectónica podrá ahorrar a ambas partes tiempo y, por consiguiente, dinero.

Vamos a ver, en líneas generales, qué factores y detalles afectan a la elaboración de un presupuesto de un proyecto de VR en arquitectura:

1. Según el tipo de realidad Virtual o la tecnología utilizada para generarla:

Para empezar, debemos valorar qué clase de tecnología es necesaria en el proyecto que demanda el cliente. Hay dos opciones principales:

Imágenes 360. Son imágenes que abarcan todo el campo de visión posible desde un punto de vista inamovible. Son las imágenes de realidad virtual más sencillas y por tanto las más económicas.

Realidad Virtual interactiva. Son aplicaciones que permiten al espectador moverse libremente dentro de un espacio e incluso interactuar con los elementos que figuran en él (A modo de videojuegos). Este tipo de aplicaciones son más costosas debido a varios factores, como por ejemplo, la cantidad de modelado y detalle necesario para su creación, así como la necesidad de utilizar programación para hacer posible la interactividad.

2. Dependiendo del tamaño y del tipo de arquitectura representada:

– No es lo mismo un espacio pequeño, con un diseño de líneas rectas y minimalistas, que uno o varios espacios muy amplios, basados una arquitectura orgánica y un interiorismo más elaborado.

– También es importante valorar si serán necesarios elementos personalizados para representar el mobiliario. Un diseño con muebles de las principales casas comerciales es más rápido y sencillo de incorporar a un espacio de realidad virtual que un interiorismo con mobiliario hecho a medida para ese proyecto.

Es decir, a mayor calidad de detalle, mayor espacio que diseñar y mayor nivel de personalización del proyecto, el presupuesto final del proyecto aumentará.

3. Dependiendo de factores del proceso de trabajo.

Cambios en el diseño y número de revisiones: Cuando el arquitecto tiene el proyecto totalmente definido el proceso es mucho más rápido que cuando no tiene el diseño cerrado y utiliza la fase de desarrollo de realidad virtual para ir haciendo cambios y ajustes.

Plazos de entrega. Este es un factor fundamental a la hora de presupuestar un trabajo de realidad virtual, ya que dependiendo del tiempo disponible para su desarrollo así como de la fecha de entrega del mismo, el estudio de visualización va a necesitar dedicar un mayor número de medios y efectivos para su correcto desarrollo.

Estos factores van de la mano porque si surgen X cambios o X números de revisiones extra, los plazos de entrega probablemente se ampliarán. O por el contrario, que se hagan todos los cambios y revisiones que demanda el cliente pero exija que no se cambien los plazos de entrega. En cualquiera de estos casos, acabará repercutiendo en el presupuesto ya que implica el aumento de horas de trabajo por parte del estudio de visualización arquitectónica.

Precisamente, por este motivo, es muy importante entregar un buen documento informativo detallado antes de comenzar el proyecto.

4. Dependiendo del soporte utilizado para mostrar los proyectos VR.

Existen diferentes opciones para mostrar el proyecto de VR arquitectónico:

– Plataformas online para mostrar imágenes 360 y realizar recorridos virtuales. Por ejemplo Kuula.

– Aplicaciones para smartphones y tablets. Tienen mayor complejidad, ya que por un lado hay que programar la aplicación con todas las funcionalidades y, además, hay que optimizar mucho las escenas VR para que puedan funcionar con los procesadores y demás especificaciones de estos dispositivos, que son menos potentes que un ordenador de sobremesa o un portátil.

– Aplicaciones para Gafas y cascos de realidad virtual, como Gear VR, Google Cardboards o el Oculus Rift, entre otras. Igualmente, si estas gafas son portátiles (no van conectadas a un PC) hay que optimizar la escena (evitando perder calidad y realismo) para que vaya fluida.

– Ejecutables en PC. Es la forma de obtener una mayor calidad a la hora de mostrar proyectos de realidad virtual

Estos serían los cuatro factores principales que influyen en el presupuesto de un proyecto de realidad virtual en arquitectura. Si quieres más información, puedes contactar directamente con nosotros o ver nuestro proceso de trabajo en los proyectos de VR arquitectónicos.

Sin comentarios

Publica un comentario